3 razones para instalar ROTOR Q RINGS en tu bici de gravel

Rotor Bike Components
18 junio 2021

Todos queremos mejorar nuestra forma de pedalear. Queremos ir más rápido, gastar menos energía y llegar a casa con la sensación de que hemos ido al máximo. Pero todavía podemos dar más. Los platos ROTOR Q RINGS® son unos de nuestros mejores aliados cuando queremos que nuestro ciclo de pedalada no tenga ningún punto débil. Su amplia compatibilidad con casi cualquier categoría, los hace perfectos para el gravel. Tanto en combinaciones de uno, como de dos platos, pasarte a los Q RINGS® en gravel solo te puede dar buenos resultados. Te damos 3 de las razones por las que deberías de pasarte a los Q RINGS®.

1. Sacarás más rendimiento a cada pedalada

Los platos Q RINGS® de ROTOR tienen numerosas ventajas asociadas. Los Q RINGS® te van a permitir llevar una cadencia más elevada, con lo que el desgaste muscular va a ser menor al evitar esos puntos de pedaleo (que existen en mayor medida en platos redondos convencionales) donde la potencia muscular se eleva, sin que ello se sienta reflejado en una mayor velocidad o un mejor rendimiento a nivel de vatios. Además, gracias a ese pedaleo más fluido que evita esos picos de tensión muscular y articular, te van a aliviar si eres propenso a las molestias en las rodillas o en las caderas. Es tan sencillo como que la cadencia aumenta, el gasto muscular es menor al no tener tanta tensión y los puntos articulares hacen todo el ciclo de pedalada con mayor facilidad. Además, y dependiendo del tipo de Q RINGS® que uses, en el caso de los que vienen con la tecnología OCP, podrás orientar los propios platos para que las zonas de mayor y menor ovalidad estén ajustadas a tu forma de pedaleo.

El gravel es una especialidad perfecta para los Q RINGS® ya que en gran parte de nuestros entrenos o competiciones, rodamos por zonas de pista compactas o por asfalto, donde el ritmo de pedalada es muy constante y con muchos kilómetros por delante, para sacar mucho rendimiento a las ventajas de los platos ovalados. En gravel puedes desarrollar velocidades medias muy altas, perfectas para aprovechar cada ciclo de pedalada. Los Q RINGS® en gravel, no sólo te ayudarán a llevar una cadencia más fluida subiendo, si no que en zonas de pedaleo a máxima potencia podrás beneficiarte de eso menor desgaste muscular.

2. Compatibilidad con la mayoría de modelos de bielas

Si hace unos meses presentamos nuestras bielas ALDHU de carbono, perfectas para su uso de gravel, hace unas pocas semanas os hemos presentado los nuevos platos Q RINGS®, compatibles con el grupo Shimano GRX en sus combinaciones de 48/31 y 46/30 con un BCD de 110/80×4 y un peso de 149,5 g y 123 g respectivamente. Eso, en doble plato, pero si quieres apostar por una transmisión 1x con Q RINGS®, ROTOR te ofrece un pack de 4 tornillos compatibles con los modelos de bielas Shimano FC-RX810 y FC-RX600, para poder montar los platos Q RINGS en combinaciones desde 40 a 54 dientes.

Y si eres usuario de doble plato de SRAM para gravel, ahora ROTOR cuenta con platos Q RINGS® específicos para el grupo SRAM RED eTAP AXS de 12 velocidades en combinaciones de 50/37 y 48/35 tanto con BCD 110×4 o BCD 107×4.

Y esto son solo un par de ejemplos, ya que los platos Q RINGS® son compatibles con la mayoría de las bielas del mercado, y por supuesto con nuestras gamas de bielas ROTOR, que incluyen la posibilidad de añadir un potenciómetro a tu bici de gravel a través de la tecnología INspider, INpower y 2INpower.

3. Muchas opciones en plato único

Para la práctica del gravel es habitual usar platos únicos de 40, 42, 44 y 46 dientes, pero con ROTOR no tendrás problema de elegir cualquier otra medida de plato, sobre todo si te decides por unos Q RINGS®. El gravel es una modalidad en la que el plato único cada vez tiene más usuarios y poder conectar un plato ovalado Q-Rings, junto con un potenciómetro, es una opción más que interesante. Recuerda que también puedes montar el plato único con una combinación de casete de 12 o 13 velocidades con nuestro sistema de transmisión 1×13, donde tienes un rango enorme para el uso del plato único, con opciones incluso de más allá de 48 dientes.

Esta posibilidad de instalar la medida de plato único que quieras con los Q RINGS®, hace que puedas elegir el casete que más se adapte a tus necesidades, tanto por número de velocidades, como por el tamaño de los dientes de cada piñón. El gravel es muy variable dependiendo de la zona por la que entrenemos, con lo que cuantas más opciones haya de Q RINGS®, tanto en plato único como en doble, mejor podrás adaptar tu transmisión a tus necesidades.