Tanto en montaña como en carretera, tu seguridad es lo más importante. Poder salir a montar con el mayor nivel de protección posible, tener la bici en perfectas condiciones no es suficiente. Hay algunas cosas sencillas que pueden ayudarte durante tus salidas en montaña o carretera. Seguidamente te mostramos los 5 mejores consejos para todas tus salidas.

Lo primero que hay que recordar, antes incluso de pensar sobre algún accesorio extra que pueda darte seguridad, es tener siempre la bici ajustada y lista para usarla, con todo comprobado y con un casco de buena calidad. Comprueba tus frenos, cierres de rueda, presión de las ruedas y comprueba los tornillos de, por ejemplo de la potencia, la tija y los pedales. Hacer esto puede ayudarte a evitar problemas en tus salidas en bici.  El casco es una necesidad, sin importar la distancia o la complejidad de la ruta. Si estás planeando una salida de carretera, recuerda que eres un vehículo y tienes que cumplir las leyes de la carretera y utilizar el carril-bici cuando sea posible.

Incluso después de hacer todo lo anterior, algunos accesorios adicionales ayudarán a que tus salidas sean más seguras.

1.Luz delantera y trasera

El accesorio número y más importante en otoño.  Con menos horas de luz y con la posibilidad de que llueva o haya niebla, tienes que asegurarte que eres visto en todo momento. Son fundamentales para la carretera y tienen que ser brillantes, la batería tiene que ser de larga duración y tienen que tener varios modos de brillo según la situación. En las bicis de carretera la luz trasera es probablemente lo más importante ya que reduce el riesgo de colisión. La luz delantera es también importante, ya que permite que los coches que se incorporan a la carretera puedan verte. En las bicis de montaña, se recomienda siempre llevar un set, solo en caso de que la salida vaya a ser más larga de lo habitual y pueda hacerse de noche. En ese caso la luz delantera tiene que ser lo más potente posible, ya que necesitarás ver el terreno y los posibles obstáculos.

Hay varias versiones disponibles y la mayoría se cargan por USB. Recuerda recargarlo antes de cada salida y llévatela aunque creas que no lo necesitas. No pesa mucho y ocupa poco espacio.

2.Guardabarros

Una de las medidas de seguridad más pasivas de los ciclistas, pero mucho más importante de lo que creemos, especialmente cuando sales con la de carretera. El otoño es la época del año que más llueve, y montar en carretera puede ser un desastre sin ellos. Su función principal es evitar que el agua  te de en la cara o los ojos. Montar en grupo cuando todos llevan guardabarros es un placer absoluto, pero no es una cosa muy común. Instalarlos subirá de peso tu bicicleta unos 350-500 gramos, pero la seguridad adicional compensa el peso, además de que no te mojarás. Incluso si no llueve y la carretera está húmeda, los guardabarros impedirán que te mojes.

3.Ropa reflectante

Este es un accesorio que puede ir junto con las luces. Muy importante si montas en carretera, así incrementará tu visibilidad para los conductores, así como llevar ropa reflectante, utilizando tiras reflectantes que pueden ser útiles en condiciones de poca visibilidad. La mayoría de los cortavientos o chubasqueros llevan partes reflectantes. Si llevas luces, puede que no sea necesario llevar ropa reflectante, pero es algo que puede ser útil, especialmente las tiras reflectantes si se hace de noche y no hay luz suficiente.

4.Timbre

Así es, no es solo para niños… si montas en carretera, casi siempre te encontrarás en áreas urbanas o urbanizadas con tráfico peatonal. Un timbre pequeño ocupa poco espacio y puede evitar accidentes no deseados con peatones.  En tramos de montaña puedes encontrarte a senderistas, o gente paseando a los perros y puedes avisarlos con el timbre para que te dejen pasar. Hay varios diseños minimalistas en el mercado que funcionan bien. Y se pueden adaptar a la mayoría de los manillares sin modificaciones. A algunos les puede parecer extraño, pero un timbre es mucho mejor que gritar cada vez que ves a alguien¿verdad?

5.Móvil

Aunque no es exactamente un accesorio de bici, y la mayoría de la gente lo lleva cuando sale a montar, tener uno exclusivamente para montar es buena idea. Hay disponibles modelos sencillos y baratos de bajo coste, que no son Smartphone y la batería dura bastante. Algunos son resistentes al agua, al polvo y a pequeños golpes y solo tendrás que cargarlos una vez al mes. Puedes adquirir uno de tarjeta SIM prepago, dejar el caro en casa y llevar este que es pequeño y barato. Hay marcas que los venden por 30€. Recuerda guardar un par de números de contacto de emergencia, incluyendo el de la policía local y la ambulancia.