7 Claves para Desarrollar tu Temporada Ciclista

autorRotor Bike Components
fecha28 febrero 2018

Ahora es el momento perfecto del año para planear en qué tipo de carreras y eventos participarás esta temporada. La primera temporada de ciclismo del año puede parecer muy lejana, pero llegará antes de que te des cuenta.

1.Lluvia de ideas sobre posibles metas

Dedica algo de tiempo a pensar en tus objetivos de ciclismo para el año 2018. Siéntate con un bolígrafo y un trozo de papel en blanco y haz una lluvia de ideas, anótalas cuando se te ocurran sin juzgarlas. Y pregúntate: «¿Qué carreras o eventos me gustaría hacer? ¿Cuando? ¿Dónde?».

¿Tal vez deseas hacer tu primer viaje de una distancia determinada o establecer el mejor tiempo personal en una ruta en particular? Tal vez hay algún evento o carrera atractiva que siempre has pensado hacer pero que nunca antes te has planteado en serio? 

2.Evalúa y decide tus metas

Después de tu sesión de lluvia de ideas, vuelve a ellas con una mente más crítica. Considera tu tiempo y recursos económicos, así como otros compromisos de trabajo o familiares. ¿Qué objetivos son realistas para esta temporada? ¿Cuáles deberían esperar a otro año? De los que quieres y puedes hacer, ¿cuáles tienen una mayor prioridad?

3.Define los timings

Ahora que has descubierto lo que quieres hacer, es hora de averiguar cuándo. Si tu objetivo es hacer un evento en particular, ya sabes cuándo. Por ejemplo, si has elegido realizar una excursión en bicicleta coincidiendo con el Tour de Francia, ya sabes que debes estar en forma para julio.

Pero si has elegido objetivos que no ocurren en un momento determinado, descubre cuándo es el mejor momento según el clima local y tu propio horario personal. Digamos, por ejemplo, que solo tienes tiempo para entrenar los días de la semana después del trabajo, ¿tal vez elijas una meta para el verano en lugar de una meta para la primavera? Luego, ya tendrás tiempo para aumentar tus entrenos después del trabajo a medida que los días sean cada vez más largos para que estés en mejor forma para lograr tus objetivos.

O tal vez tengas unas vacaciones familiares en la playa ya programadas para agosto, lo que significa que no hay entrenamiento en ese momento y que es mejor que programes tus carreras o eventos antes de las vacaciones.

4.Desarrolla un plan 

Si ha elegido varios objetivos, determina el orden en que los realizarás. La idea es que sigas cada objetivo de forma escalonada, de modo que gradualmente aumentes tu distancia e intensidad para evitar lesiones por entrenamiento excesivo que a menudo provienen de intentar hacer demasiado entreno, demasiado rápido. Por ejemplo, puedes planificar tu primer entrenamiento de 100 km unas pocas semanas o un mes o dos antes de tu primera rodada de 200 km.

O puedes planear algunos entrenamientos consecutivos viernes / sábado / domingo para prepararte para un recorrido en bicicleta de una semana de duración. Aprovecha tu estado físico desde los objetivos iniciales de la temporada hasta los objetivos finales de la temporada. Solo asegúrate de que no termines demasiado agotado física o psicológicamente para cuando lleguen tus objetivos en la última parte de la temporada.

5.Obten ayuda si es necesario 

Algunos objetivos son relativamente más complicados que otros. No tengas miedo de pedir ayuda para lograrlos. Tal vez necesites un tipo de bicicleta nueva o diferente u otra equipación. Ve a hablar con tu tienda local para obtener el equipo adecuado. ¿O tal vez necesitas a alguien que te ayude a descubrir cómo aumentar de forma segura tu kilometraje e intensidad? Contratar a un entrenador de ciclismo certificado para crear un programa de entrenamiento personalizado puede ser una opción. 

6.Cuéntale a alguien tu plan 

Los estudios demuestran que si compartes tus objetivos con un amigo o familiar, es mucho más probable que los alcances. Recluta a aquellos que se preocupan por ti para que te brinden apoyo moral a lo largo de tu proceso de perseguir esos objetivos. Pídeles que hablen regularmente contigo y vean cómo progresas: su interés puede ayudarte a mantenerte en el rumbo o a retomar el rumbo según sea necesario. 

7.Prepárate mentalmente 

Una gran parte del logro de una meta es creer que puedes hacerlo. Si crees que puedes hacer algo, es más probable que lo hagas. En el camino hacia tus objetivos, imagínate encontrarte con obstáculos e incluso superarlos durante el camino. Si ya has tenido en cuenta un problema antes de tiempo, estarás más preparado en caso de que realmente ocurra.

 

Y ahora a por ello.  Cuéntanos cómo planificas tu temporada.