El ciclismo es una de las formas más sencillas de hacer deporte y una de las que más puedes disfrutar por la enorme variedad de experiencias y entornos que puedes descubrir. Poco importa que practiques alguna de las disciplinas de MTB, ciclismo de carretera, descenso o seas un triatleta, los beneficios de este deporte son numerosos.

Además de ayudarte a descubrir lugares únicos o mejorar tu vida social, practicar ciclismo regularmente lleva aparejado una serie de importantes beneficios para la salud.

Fortalece el corazón

Las enfermedades cardiovasculares son, según la OMS, la principal causa de muerte en el mundo. Ya sea por sedentarismo, mala alimentación o tabaquismo, cuidar nuestro corazón con ejercicio regular reducirá considerablemente las posibilidades de padecer alguna enfermedad cardíaca.

Practicar ciclismo no solo mejora corazón, pulmones y circulación, sino que también reduce el nivel de grasa en la sangre.

Aumenta la capacidad pulmonar

Otro de los grandes beneficios para la salud y mejora de nuestro quehacer diario del ciclismo es el aumento de la capacidad pulmonar. Poco a poco, notaremos cómo nos resulta más sencillo subir escaleras o dar un sprint, mejorando, de paso, nuestra calidad de vida.

Mejora del riego sanguíneo

Relacionado con lo anterior está la mejora de la circulación. Al realizar un esfuerzo físico, necesitamos enviar mayor cantidad de sangre a los músculos por lo que procedemos a activar dicha circulación de forma positiva.

Reduce el colesterol

Uno de los beneficios más importantes del ciclismo, y que ayuda a todo lo anterior, es la reducción del colesterol LDL, el “colesterol malo” que provoca que lo acumulemos en las arterias. A la vez que mejoramos el colesterol HDL, “el bueno”.

Beneficios del ciclismo

Quema el exceso de grasa

Una hora de bicicleta a un ritmo moderado quema hasta 500 calorías, por lo que es un deporte ideal para perder peso. Además, al recaer la mayor parte de este sobre el sillín podemos comenzar a pedalear aumentar nuestro ritmo metabólico y comenzar a desarrollar los músculos sin tener que perder peso previamente.

Fortalece el sistema inmune

El ejercicio moderado hace que nuestras células se vuelvan más activas, por lo que están listas para combatir cualquier infección. Siguiendo con esto, la Universidad de Carolina del Norte afirma que las personas que practican ciclismo durante 30 minutos al día, 5 días a la semana tienen hasta un 40% menos de posibilidades de enfermar.

Reduce la posibilidad de sufrir cáncer o diabetes

Estas células, llamadas fagocitos, al activarse se multiplican y atacan a bacterias y células cancerígenas.

Mejora tu cerebro

Hace tiempo que sabemos que gracias a la práctica del deporte generamos endorfinas que provocan oxigenación de nuestro cerebro y bienestar a nosotros mismos. Pero además de esto, un estudio de la Universidad de Illinois ha demostrado que aumentar solo en un 5% nuestra aptitud cardio-respiratoria puede reportar hasta un 15% de mejora en los test mentales.

De acuerdo con este estudio, el aumento de flujo de sangre hacia el cerebro que genera la actividad es el responsable de esto.

Ayuda a evitar lesiones óseas

Al fortalecer los huesos se previenen lesiones óseas. Además, al tratarse de un deporte de bajo impacto en la mayoría de las disciplinas es uno de los ejercicios indicados para personas que padezcan ostreoartritis.

Mejora la coordinación

Pedaleo, atención a los frenos, dirección… son prácticas que nos ayudan a mejorar la coordinación y el equilibrio.      

Estos son algunos de los muchos beneficios para la salud que conlleva la práctica regular de este deporte, junto a algún otro que comentamos al principio. Así que, si aún te quedaban dudas, ¡sal ya a pedalear!

Pin It on Pinterest