Cuando sales de ruta con tu bicicleta es imprescindible que todo funcione a la perfección. Para evitar accidentes y ganar en seguridad es necesario que ajustes los frenos tu bici. Una de las peores, y más peligrosas situaciones, a las que puedes exponerte en ruta es quedarte sin frenos, bien porque están en mal estado, bien porque están mal ajustados.

Esto se convierte en un peligro tanto para ti como para otras personas. Por ello, es importante que no te arriesgues y descubre cómo tener tus frenos de la bicicleta en perfecto estado y así evitarte problemas mayores.

Hay algunas señales que te indican que los frenos de tu bicicleta no están funcionando correctamente. Por ejemplo, tener las zapatas demasiado pegadas a la llanta, que las palancas de freno toquen los puños del manillar, el desgaste o que los brazos del freno no se muevan igual.

Sea cual sea la señal de que percibas de que algo no funciona bien, debes ajustar los frenos de tu bicicleta cuanto antes. Pero antes de ajustar los frenos de tu bicicleta tienes que identificar qué tipo de freno tienes, ya que puede existir algunas diferencias entre los modelos y las marcas, aunque hay que decir que las partes fundamentales son siempre las mismas. Hay que tener muy en cuenta que la regla más importante a la hora de ajustar los frenos, sin importar que tipo de freno tengas, es asegurarse que las ruedas están puestas correctamente en las pastillas de cambio.

Vamos a explicarte cómo ajustar los frenos de tu bicicleta en función de tipo que tengas.

Ajustar frenos de pinza

Ajustar frenos de bicicletaEstos frenos se fijan al cuadro de la bicicleta por medio de un solo tornillo, generalmente sobre la rueda. Sus brazos, cada uno provisto de una zapata, se despliegan alrededor de la cubierta para alcanzar el espacio de frenado de la llanta.

Ajustar los frenos de tambor de tu bicicleta:

  1. Centrar los frenos: Verifica que los cojinetes del freno estén situados a la misma diferencia de la llanta.
  2. Verificar la distancia a la que los cojinetes se encuentran de la llanta.
  3. Cuando ajustes tus frenos asegúrate que la punta de la palanca esté mirando hacia abajo.
  4. Alinea los cojinetes del freno: Estos deben ir puestos de manera que estén centrados en el espacio del freno.
  5. Gira el regulador a la derecha para mover los cojinetes fuera de la llanta, y a la izquierda para moverlos más cerca.

Qué debes evitar

Para evitar el peligro y asegurarte de no tener problemas después de ajustar tus frenos de pinza asegúrate de no cometer alguno de estos errores comunes:

  • Ajustar la palanca mirando hacia arriba.
  • Lijar la superficie de la llanta.
  • Dejar remanentes de aceite en los llantas.

Ajustar frenos hidráulicos

Los frenos hidráulicos también utilizan palancas de freno para impulsar el líquido de un acopio a través de una manguera para mover los pistones de una pinza, lo que obliga a las zapatas a empujar al espacio de frenado.

Que los discos rocen o que la fuerza de frenada sea insuficiente son indicios claros de que es necesario ajustar los frenos de hidráulicos de tu bicicleta:

Centrado de pinzas:

  1. Afloja con llave Allen os dos tornillos de sujeción del cuadro a la pinza.
  2. Acciona la maneta de freno correspondiente con energía, y sin soltar esta, aprieta sin mucha fuerza los dos tornillos que has aflojado.
  3. Suelta la maneta de freno y comprueba girando la rueda al aire si sigue rozando.

Cambio de pastillas y limpieza de pistones:

  1. Desmonta la rueda correspondiente a la pinza de freno.
  2. Saca las pastillas.
  3. Observa los pistones si están sucios, es muy probable, y con un aceite de calidad los limpias.
  4. Pon de nuevo los pistones.
  5. Monta de nuevo las pastillas.
  6. Pon el pasador de seguridad y encajamos la rueda nuevamente.

Purgado de frenos:

  1. Pon en horizontal con respecto al suelo la maneta de freno.
  2. Desmonta la cubierta del depósito de aceite.
  3. Acopla un tubo de sangrado a la boquilla de sangrado.

Qué debes evitar

Para evitar el peligro y asegurarte de no tener problemas después de ajustar tus frenos de hidráulicos, hay cosas que no debes hacer. Algunos de estos errores comunes son:

  • No sellar la boquilla de sangrado.
  • No asegurarse de que la rueda está bien ajustada.
  • Rotura de pistones.
  • Mala lubricación del disco.

Ajustar freno tambor

Ajustar freno de tambor biciletaLos frenos de tambor son un tipo de Freno de Maza, los cuales ejercen la fuerza de frenado directamente en la maza de la rueda.

El uso de los frenos de tambor no es tan común, especialmente porque son pesados en comparación con otros tipos. Su funcionamiento reside en un par de zapatas contenidas en un cilindro o tambor.

Tener los tambores agrietados, marcas térmicas o un desgaste excesivo del tambor son indicios claros de que es necesario ajustar los frenos de tambor de tu bicicleta. Sigue estos pasos para hacerlo:

  1. Aflojar un poco las tuercas de la rueda.
  2. Retirar la rueda.
  3. Con ayuda de los desarmadores palanquear el tambor para retirarlo.
  4. Con ayuda de uno de los desarmadores de punta plana, procederemos a girar el engrane. Este engrane nos permite ajustar y aflojar la presión de las zapatas sobre el tambor.
  5. Con ayuda de la lija, y con cuidado de no arañar procederemos a limpiar en polvo acumulado en las zapatas (placas de freno) sobre el tambor.
  6. Retirar el polvo que pueda acumularse sobre las zapatas.
  7. Colocar el tambor en su lugar y hacer girar “el eje”, de esta manera verificaremos que no esté demasiado ajustado y se trabe el eje al girar.
  8. Montar la rueda, ajustarla y verificar un ajuste correcto de los frenos.

Qué debes evitar

Algunos errores comunes son:

  • Utilizar un destornillador que no sea del tamaño apropiado.
  • Apretar en exceso los ajustadores y bloquear una rueda hacia arriba.
  • No inspeccionar la placa de diseño.
  • No ajustar correctamente la zapata de freno.

Ajustar frenos de disco

Los frenos de disco han gozado de gran popularidad, especialmente en bicicletas de montaña, desde hace ya algún tiempo. Esto se debe a que es más difícil que este tipo de freno se manche de barro o se moje al pedalear por la montaña.

El sistema reside de un rotor, el cual se fija a la maza generalmente por medio de tornillos y un cáliper con dos pastillas que al accionarse presionan ambas caras del rotor.

Tener alabeos, roturas o cristalizaciones son indicios claros de que es necesario ajustar los frenos de disco de tu MBT. Ajústalos siguiendo estos pasos:

  1. Comprobar tensión: Aprieta la maneta y si notas que tiene demasiado recorrido sin hacer apenas fuerza es que hace falta tensar el cable.
  2. Tensar el cable desde la pinza de freno: Con la llave Allen afloja el tornillo y lo vuelves a apretar la nueva tensión del cable.
  3. Comprobar la posición de la pinza respecto al disco: Afloja un poco los tornillos que sujetan la pinza al soporte de freno y mueve la pinza hasta que el disco quede perfectamente centrado.
  4. Ajustar posición pinza interior.

Qué debes evitar

Para evitar el peligro y asegurarte de no tener problemas después de ajustar tus frenos de disco debes evitar caer en alguno de estos errores:

  • Tocar la superficie del freno del rotor.
  • Uso de herramientas o fluidos incorrectos.
  • Que entre en contacto el rotor o las pastillas de freno con el líquido de frenos.
  • Apretar la palanca del freno con la ruda de la bicicleta.
  • Olvidar verificar el grosor de la pastilla de los frenos de disco.

Ajustar frenos cantiléver

Los Cantilever tienen dos pivotes, uno a cada lado de la rueda. De cada pivote se aguanta un brazo con su zapata tirados por un chicote. Existen dos tipos de frenos Cantiléver, el de tiro Central Frenos y el de Tiro Directo (V-Brakes)

Tener perdida de potencia, pastillas cristalizadas o aire en el circuito son indicios claros de que es necesario ajustar los frenos V-Brakes. Para hacerlo, tienes que hacer lo siguiente:

  1. Lijar zapatas: Lo primero es revisar tus zapatas para mirar su desgaste y lijarlas un poco. Deberás utilizar la llave Allen nº5.
  2. Limpiar la llanta: Utiliza un trapo o algodón con un poco de alcohol o agua.
  3. Los chicotes y los forros: Dale con aceite a los chicotes de freno.
  4. Nivel de las zapatas: Con la llave Allen, aprieta ligeramente y empieza a ajustar la altura y posición de las zapatas
  5.  Los cables: Lo ideal es que al accionar las palancas éstas queden a media distancia entre su posición normal y el puño del manillar. Nunca deben de tocar los puños.
  6. Los tornillos: Acciona las palancas de freno y revisa. Vas a hacer un ajuste más fino a la abertura de las patitas del freno utilizando los tornillos que están en la parte inferior de las patas.

Qué debes evitar

A la hora de ajustar unos frenos cantiléver debes tener cuidado con:

  • No comprender bien la función del sistema de freno de su bicicleta.
  • Accionar demasiado fuerte el freno delantero.
  • No verificar el cable de freno por corrosión.
  • Ensuciar de aceite o grasa las zapatas de freno.

Conclusión

Frenos de bicicleta

Como acabamos de ver existen muchos tipos de frenos para bicicleta y cada uno de ellos tiene una forma de ajustarlos de una manera correcta, pero también hay cosas que no se deben de hacer con los frenos. Debes tener muy en cuenta estos errores a la hora de ajustar los frenos de tu bici, ya que un error puede llevarte a sufrir un accidente o una lesión evitables.

Ajustar los frenos de una bicicleta antigua es más importante todavía que hacerlos de una nueva, pues el desgaste de la bicicleta antigua hace que el ajuste sea más urgente y prioritario.

La próxima vez que los frenos de tu bicicleta tengan algún síntoma de fallo, ya sabrás que necesitas realizar un ajuste, además de no tener que consultar ninguna fuente, pues ya sabrás cómo realizar estos ajustes que necesitas.

Pin It on Pinterest