Hay muchas partes de tu bicicleta que puedes y debes revisar. Una de las principales partes es la transmisión. Los platos, casetes, cadenas y desviadores deben estar siempre limpios y engrasados.  Una vez desgastados, deben cambiarse de inmediato. Seguidamente te damos una serie de consejos para que mantengas la transmisión de tu bici en perfectas condiciones.

El cambio es una de los principales elementos de nuestras bicis. Tanto si tienes una bici de montaña, carretera o ambas, comprobar a menudo su estado es una de las cosas más importantes que deberías hacer en tu bici.

El consejo más obvio es mantener la bici limpia y engrasada. Un buen lavado y engrasado después de cada salida, especialmente si ha habido agua, barro y polvo, ya que hará que funcione mejor durante más tiempo, y se desgastará menos.

Las bicis de montaña suelen sufrir un mayor desgaste debido a las frecuentes condiciones adversas ya que el barro y la suciedad se suelen quedar en el cambio. En estos casos, se necesita un desengrasante más potente para limpiarlo. Si montas por carretera o montas en BTT por una zona que no manche mucho tu bici, puedes limpiarla simplemente con un trapo húmedo y quitar la suciedad más superficial para luego poder aplicarle grasa. Realizar estas pequeñas cosas ayudará a mantener tu bici en mejores condiciones durante más tiempo.

Un consejo interesante, según los profesionales, es coger una botella de plástico cortada por la mitad y llenarla con grasa y con un pincel dar en las zonas de la bici que lo necesiten, dejarla secar 5 minutos y enjuagarlo con agua caliente. Esto limpiara a fondo incluso la suciedad más resistente en las zonas más difíciles de alcanzar. Una vez hecho esto, se puede usar un paño limpio para secarlo. Hay otras opciones de limpieza para la cadena. Puedes meter la cadena en una caja de plástico. Esta se pasa a través de un desengrasante y unos cepillos que eliminan el exceso de suciedad. Eso sí, nunca utilices productos que no sean específicos para la bici ya que pueden ser corrosivos y dañar el metal y la pintura.

COMPRUEBA LA LONGITUD DE LA CADENA

La parte que sufre mas desgaste es la cadena. Pero el desgaste puede verse afectado por muchos factores: suciedad, agua, lodo e incluso la tensión de la cadena en sí … Se recomienda tener una herramienta para medir el desgaste de la cadena (el estiramiento de la cadena se mide en mm). Este es un método rápido y fácil de asegurarte que la cadena y la transmisión se encuentran en buenas condiciones. Aunque se recomienda que las cadenas se cambien cada 1000km, se pueden usar hasta 2000-2500km. En condiciones adversas, es mejor reemplazarla cada 1000-1500kms. Una cadena desgastada no solo afectará el funcionamiento y sonido de los engranajes, sino que también desgastará el casete y los platos.

En el sistemas 1x, la cadena tiene una tensión mayor, lo que puede causar un desgaste más rápido en toda la transmisión, sin embargo, son más fáciles de limpiar y mantener. Es muy importante mantener el plato limpio para evitar que la cadena se salga y cualquier exceso de suciedad o desgaste puede afectar su funcionamiento.

Los platos y casetes tienden a durar más que la cadena. Normalmente la relación de desgaste normal es un cambio de cassette y plato por cada 3 cadenas si la mantienes en buenas condiciones. Se recomienda verificar todas las partes de la transmisión regularmente. Un buen consejo es comprobar la forma de los dientes del cassette y los platos ya que una vez que toman la forma de una aleta de tiburón, es un indicador de desgaste excesivo, y debería cambiarse.

Por último, es importante saber qué componentes se han cambiado y cuáles no. Si has cambiado la cadena tres veces, entonces es hora de cambiar también el cassette y los platos. Al dejar tu bicicleta por largos períodos de tiempo sin uso, deja la cadena en el plato más pequeño, ya que esto reduce la tensión que podría afectar al desviador y a la cadena.

Pin It on Pinterest