Para muchos de nosotros, el verano es la mejor época para montar. Hace buen tiempo, los días son más largos, lo que significa que tienes más tiempo para montar en bici. Te sugerimos los siguientes consejos para mantenerte seguro y divertirte durante tus salidas en bici.

Bebe mucha agua

Estar hidratado es la mayor amenaza del verano, especialmente para aquellos que viven en climas cálidos y/o húmedos. Lo común es tomarse una botella de agua por hora pero las cantidades varían en función de la persona y las temperaturas. Si necesitas más agua de la que puedes llevar contigo, planifica una ruta que pase por alguna zona donde puedas rellenar la botella o comprar bebida fría.

Un equilibrio apropiado de electrolitos como el sodio, el potasio y el calcio es importante para mantener el cuerpo funcionando correctamente. Los electrolitos se eliminan con el sudor durante el ejercicio, por lo que se recomienda tomar una bebida rica en electrolitos.

Mantente fresco

Combate el calor montando en los momentos más frescos del día. Pon la alarma y levántate temprano para montar antes de que empiece el calor, o espera hasta que disminuya el calor por la noche. Si hace calor hasta muy tarde, recarga tus luces y sal a dar una vuelta por la noche.

Si no tienes más remedio que salir cuando hace calor, elige alguna ruta con sombra. Y si empiezas a tener mucho calor, descansa un poco en la sombra. Salir a montar en momentos de más fresco puede reducir la probabilidad de cansancio e insolación.

Protégete del sol

Exponerte al sol daña la piel y causa quemaduras solares y todos sabemos que demasiado tiempo bajo el sol aumenta el riesgo de cáncer de piel. La mejor protección es cubrirse del sol.  Por ejemplo, llevar unos manguitos o una chaqueta fina, un pañuelo para cubrir el cuello y una gorra de ciclismo para cubrir la cabeza.

Si vas a montar con sol o con demasiado calor, échate protector solar y trate de evitar la exposición al sol durante las horas del mediodía, que el sol es más intenso. Asegúrate de echarte crema solar con frecuencia. 

Lleva lo esencial

El hecho de que sea verano no significa que siempre haga calor. Si vas por la montaña, puede hacer fresco especialmente por las mañanas y por las noches, y es posible que te puedas encontrar con tormentas. Lleva un corta-vientos por si llueve o hace frío. 

Al igual que en cualquier salida, no olvides cámara de recambio, desmontables, bomba, kit de parches, una multi herramienta y algún snack. Si vas a ir alguna zona con cobertura móvil, llévate el teléfono para que puedas llamar en caso de emergencia.

Cuidado con los insectos y las culebras

A las culebras también les gusta el verano por lo que estate atento si vas por alguna zona donde haya porque pueden ser peligrosas.

También pueden picarte abejas, avispas… por lo que si eres alérgico, usa anti-histamínico para que puedas controlar la reacción en caso de picadura.  Si vas por zonas donde puede haber garrapatas y/o mosquitos llévate un repelente.

Pin It on Pinterest