Lo queramos o no, a todos alguna vez nos ha tocado pedalear bajo la lluvia. Afortunadamente, existen numerosos trucos que pueden hacer de la experiencia algo muy divertido y seguro. A continuación, te ofrecemos una serie de consejos acerca de lo que debes hacer antes, durante y después de tu salida en un día de lluvia.

Antes de tu salida


Viste de forma adecuada

Comienza poniéndote una capa base de abrigo, por ejemplo, un jersey de lana, añádele capas aislantes intermedias y, si es necesario, ponte un chaqueta impermeable. Y hablando de chaquetas, es importante diferenciar entre una chaqueta resistente al agua y una impermeable. Con el tiempo la ropa resistente al agua tiende a empaparse aunque sea más transpirable, mientras que las prendas menos impermeables suelen mantener la humedad a raya a la vez que no transpiran.  

Ve y sé visible

La mala visibilidad va unida a las condiciones de humedad, por este motivo es importante hacer todo lo posible para que los conductores y demás usuarios de la carretera te vean. Usa prendas llamativas o de alta visibilidad y añade luces y reflectores a tu bicicleta. Además, verás mucho mejor si en lugar de usar los típicos cristales oscuros de las gafas de sol, usas gafas con cristales claros o tintados.

Pon guardabarros

Ponle a tu bicicleta guardabarros en las partes delantera y trasera, así evitarás que la suciedad del camino se acumule en las ruedas. Además, en caso de que no quieras ponerlos de forma permanente, la mayoría de los guardabarros actuales vienen equipados con unas sujeciones cómodas y fáciles de montar y desmontar.

Road Cycling Rain

Montando en la lluvia

Durante tu salida


Ajusta tu sistema de frenado

La humedad implica una tracción menor por lo que deberás dejar mayor distancia de frenado, así como, tomar las curvas más despacio. Empieza a frenar antes y modula tu sistema de frenos para reducir la posibilidad de que tus ruedas se bloqueen y patinen por la falta de tracción. Antes de tomar una curva intenta ganar velocidad en lugar de frenar. Por último, no trates de frenar en zonas resbaladizas como las líneas blancas de la carretera, las zonas donde haya rejillas de metal o los puentes de madera porque cuando están mojados pueden resbalar como el hielo.

Mantente en movimiento

Cuando te mojas, eres más propenso a caer enfermo. En condiciones de humedad, la hipotermia puede materializarse como un verdadero problema. Mientras te mueves tu cuerpo produce calor de forma natural, por ello, mantente en movimiento y evita las paradas prolongadas.

Evita los charcos y las manchas del suelo

Intenta rodear los charcos que haya porque pueden ocultar baches u otros elementos de la carretera que pueden ocasionarte daños o algún pinchazo en la bicicleta. Del mismo modo, evita las zonas de la carretera donde haya manchas negras, que pueden ser restos de aceite o grasa, ya que son muy resbaladizas.

Después de tu salida


Cámbiate de forma inmediata

En cuanto pares ponte ropa seca. No solo te mantendrás caliente sino que conservarás tu salud, ya que habrás eliminado las condiciones favorables para desarrollar una infección en la piel. Una vez te hayas cambiado no dejes que la ropa siga húmeda; en lugar de darle un agua para quitarle la suciedad, métela en la lavadora para una limpieza en profundidad.

Limpia y lubrica tu bicicleta

Es mucho más fácil quitar la suciedad de tu bici antes de que se seque. Usa una manguera, un poco de jabón y un cepillo, y si quieres mejores resultados emplea una esponja o un trapo. Una vez que hayas limpiado tu bicicleta, asegúrate de engrasar todas las partes móviles como la cadena, los pedales y cualquier cable. De este modo, tu bicicleta estará en perfectas condiciones para tu próxima salida.

Seca todos los engranajes

No olvides secar otros elementos como el contenido de los bolsillos de tu maillot, de las alforjas y de la mochila. Tu casco y las zapatillas se conservarán mejor si los dejar secar al aire libre. Un truco muy bueno es quitar las plantillas y el relleno de tus zapatillas y sustituirlos por bolas de papel de periódico, ya que estas aceleran el proceso de secado.