Hoy en día y gracias a internet, el mundo de la bici no es un misterio para nadie. Si necesitas cualquier tipo de información o tutorial, solo tienes que hacer unos cuantos clics para encontrarlo. Pero, aunque tengamos mucha información disponible, las tiendas y servicios técnicos oficiales siguen siendo el sitio al que acudir cuando tienes problemas con tu bici o tus repuestos. No olvides que las tiendas y los talleres son nuestros aliados.

Llevamos una última década en la que el mundo de la bicicleta ya casi no tiene secretos. Todos, de alguna manera, nos hemos vuelto un poco más manitas a la hora de reparar o cambiar algún componente. Pero a pesar del esfuerzo que hacemos las marcas para que no falte información, la especialización y experiencia de las tiendas y talleres sigue siendo clave en multitud de ocasiones. En este sentido, no dudes en contar con tu tienda o taller de confianza cuando quieras asegurarte de que todo funciona bien en tu bici y ya de paso, quitarte algún dolor de cabeza que otro…

COMPATIBILIDAD ENTRE COMPONENTES

Debido a los numerosos estándares que existen y la compatibilidad o no entre los mismos, muchas veces es complicado saber si puedes montar un componente o no. Uno de los puntos más críticos a la hora de montar nuevas piezas es la transmisión. Hay que tener en cuenta que hay muchos factores que entran en juego. El ancho del eje trasero y el tipo de eje, si el núcleo puede admitir 10, 11, 12 o 13 velocidades, el sistema de anclaje del plato/s, la línea de cadena, el número máximo de dientes en el casete o plato, el tipo de eje de pedalier, el tipo de cadena… Piensa que un error al elegir la cadena o el plato puede ocasionar que la transmisión no funcione correctamente por mucho que trates de ajustarla. Además, hay que tener en cuenta otros factores como las transmisiones electrónicas con o sin cables y la compatibilidad entre marcas. En la web de ROTOR en el apartado de soporte, te ofrecemos toda la información actualizada de todos nuestros productos, para que no tengas problema a la hora de elegir cualquiera de nuestros productos.

UNA BUENA HERRAMIENTA ES LA MITAD DEL TRABAJO

Tener herramientas es básico para poder hacer cualquier cambio de componente o reparación. Pero las herramientas de calidad no son nada económicas y además algunas de ellas son esenciales para determinadas operaciones. Extraer o instalar un eje de pedalier solo se puede hacer con la herramienta determinada, lo mismo para extraer rodamientos o para cortar un tubo de dirección. Todos en mayor o menor medida muchas veces hemos utilizado herramientas en mal estado o de mala calidad y sabemos el desastre que podemos ocasionar en nuestros caros componentes. No dudes en acudir a tu tienda o taller de confianza cuando no tengas la herramienta adecuada o incluso teniéndola, si no sabes como usarla al 100%. Muchos talleres hacen una gran inversión en herramientas de calidad, con lo que garantizan que las reparaciones o cambios de componentes se hacen de la manera adecuada. No arruines cientos de euros en carbono o aluminio de la máxima calidad, por querer instalarlo mal y rápido en casa.

LA SEGURIDAD ANTE TODO

Y si una buena herramienta es fundamental para hacer determinadas operaciones en tu bici, hay algunas reparaciones que de estar mal hechas, pueden afectar tu integridad física y/o causar un accidente. Un tubo de dirección demasiado corto o dañado al cortarlo, un sangrado de frenos mal hecho, un tubeless o un tubular mal pegado, una cadena con el pin de unión fuera de sitio… Incluso hoy en día, si no tienes una llave dinamométrica, puede que apliques un par de apriete demasiado ligero en puntos clave cómo los ejes de las ruedas o la potencia o el cierre de la tija.

Si vas a hacer una reparación o un cambio de componente en el que no dominas el proceso al completo, no dudes en acudir al taller. Los frenos, el conjunto manillar y potencia, la horquilla y las ruedas, son elementos clave de seguridad y un fallo en cualquiera de ellos, por leve que sea, puede ocasionarte una caída o un accidente grave. En este sentido, no merece nunca la pena escatimar algo de ahorro. Tu seguridad es lo primero.

PLAZOS DE MANTENIMIENTO Y REVISIONES

Si eres usuario/a de mountain bike, sabrás lo importante que es revisar las suspensiones en los plazos que recomienda el fabricante. No hacerlo en el plazo adecuado puede dañar sus componentes y puede que la reparación sea mucho más cara de lo que debería. Del mismo modo, casi todo en nuestras bicis necesita reparaciones y revisiones temporales. Los frenos hay que sangrarlos una vez al año aunque funcionen bien, los elementos de la transmisión dependiendo del desgaste por kilometraje, el líquido tubeless una vez al año al menos, los neumáticos cuando la banda de rodadura o el taqueado está lo suficientemente gastado… Por eso, si no estás seguro de cuando tienes que hacer determinadas revisiones, lo mejor es que contactes con tu tienda habitual para que pueda evaluar el estado de los componentes y proceder a la revisión y/o reparación.

Recuerda además, que es muy importante que no dejes pasar demasiado tiempo desde la última revisión de tu bici, ya que el aceite de los frenos por ejemplo se va degradando, lo mismo que el aceite y los retenes de las horquillas y amortiguadores, o algo tan sencillo como la limpieza y engrase de los rodamientos de la dirección o los del eje de pedalier. Sigue siempre las recomendaciones del fabricante en cuanto a los periodos de revisión y acude a tu tienda cuando no estés seguro si es momento de cambiar alguna pieza o no.

ASESORAMIENTO PROFESIONAL

En este aspecto las tiendas deben de ser la referencia. Su experiencia con las marcas, el taller y la formación de sus mecánicos, son clave para que te puedan recomendar el producto más adecuado adaptado a tu uso. No siempre elegimos lo que más se adapta a nuestras necesidades, por eso es importante que cuando dudemos, nos dejemos aconsejar por los profesionales del sector. Del mismo modo que hacemos en ROTOR con una web que tratamos de tener actualizada al máximo con toda la información que necesitas, todas las marcas te ofrecen muchos datos para que estés al día, pero las tiendas tienen experiencia con los productos, conocen como instalarlos, como repararlos y como mejorar tu experiencia como usuario.