¿Te has parado a pensar alguna vez si montas en la bici correcta? Si, puede parecer obvio, pero para muchos de nosotros, el gravel puede ser la modalidad ideal. Si eres de los que usa la mountain bike rígida en pistas anchas o sale con la de carretera por asfaltos en muy mal estado y zonas rurales, a lo mejor eres más de gravel que de otra cosa y no lo sabías…

No vamos a venir nosotros desde ROTOR a decirte que bici tienes que montar… Lo importante es que montes en bici, sin duda. Pero a veces damos por hecho el tipo de bici que usamos y puede resultar en algunas ocasiones que no es el 100% perfecta para el tipo de riding que hacemos. Hoy en día tenemos modelos y gamas para cubrir podríamos aventurarnos a decir, todas, absolutamente todas las preferencias de cada ciclista sin importar el lugar donde vivas, las horas que te pasas encima de la bici y el tipo de ciclista que eres. Eso si, las transmisiones de un solo plato como el 1×13 de ROTOR han ayudado a abrir el abanico de opciones aún más de lo que estaba abierto.

Y aquí es donde llega el gravel. Una de las modalidades de las que más se habla actualmente, no se sitúa en el escalón de ventas tan alto en el que está solo por ser una moda. Los modelos gravel mezclan las cualidades y la transmisión de una bici de carretera confortable, con la seguridad y la polivalencia de una bici de ciclocross. Podríamos decir que es un modelo de carretera con la opción de llevar neumáticos de 700×40 o más anchos e incluso en algunos modelos, poder alternarlos con neumáticos de 27.5” por 2.0” de mountain bike. Y aunque las transmisiones en el mundo gravel no son únicamente de un solo plato, sobre todo en las gamas de iniciación, si que es cierto que los sistemas de plato único son perfectos para esta modalidad. Sencillez a la hora de cambiar, mucha fiabilidad, fácil mantenimiento y el rango de velocidades suficiente para que te olvides del doble plato.

De hecho, el 1×13 de ROTOR es perfecto para gravel por su rango de velocidades y una combinación de 42 de plato con un casete de 10-46 que es el equivalente más cercano a un doble plato de 48/32 con un casete de 11-36. Además, sino estás seguro de que combinación de 1×13 es la más adecuada para ti, en ROTOR te ofrecemos las tablas para comparar los sistemas de doble plato con los de plato único. No hay que olvidar, que ROTOR tiene tres combinaciones de casetes en 13 velocidades; 10-36, 10-46 y 10-52.

¿PARA QUIEN ES EL GRAVEL?

Lo comentábamos al principio, pero es muy importante que valores cual es el tipo de terreno por el que sales habitualmente y si estás usando la bici más adecuada. El gravel es una opción muy interesante si vives en zonas muy llanas en las que tienes muchas zonas de pistas para rodar. Zonas con apenas montaña donde el llano es el principal atractivo y donde más que singletracks estrechos, predominan las pistas anchas. También es una opción si sales por zonas con asfalto en muy mal estado o simplemente quiere combinar las pistas por el asfalto. Esa combinación de tierra-asfalto le va perfecta a las gravel, ya que con una bici de carretera y neumáticos de 25mm no hay mucho que hacer en las pistas con piedras y tierra suelta, del mismo modo, que una mountain bike, aunque sea una rígida con neumáticos de cross country, va a generar demasiado agarre (drag) rodando por encima del asfalto.

Las sensaciones sobre una gravel son muy similares a las de una bici de carretera o de ciclocross, pero muy diferentes a lo que sientes encima de una mountain bike. Las gravel son rápidas, muy rápidas en zonas de tierra. Nada comparable a una mountain bike, por muy estrecho que lleves el neumático. Eso nos ayuda a ir mucho más deprisa por pista que lo haríamos con una mountain bike, pero a la vez nos obliga a ir con más prudencia a la hora de bajar deprisa y en curvas cerradas, porque los neumáticos tienen un límite y la posición sobre el manillar, no ofrece tanto control como en una mountain bike. Del mismo modo, sobre el asfalto, las gravel van muy rápido, pero no tanto como una bici de carretera. El neumático más ancho nos da quizá demasiado grip y nos frena algo la velocidad, pero en el lado positivo estos neumáticos nos dan mucha seguridad sobre asfalto en mal estado. La posición no es tan racing como en un modelo de carretera lo que nos hace sentarnos más confortables y favorece un menor cansancio muscular en salidas muy largas.

Para averiguar si el gravel es para ti, solo tienes que comprobar cuantos kilómetros haces a la semana por zonas de pista, zonas rurales y zonas con asfalto en mal estado y si ves que el 80-90% de tus salidas son bajo estas características, quizá es el momento de probar el gravel. También es muy habitual que gente que sale por pista principalmente y algo de asfalto con una mountain bike sean clientes perfectos para el gravel. Con el cambio vas a pedalear sobre una bici mucho más ligera que una mountain bike (una gravel puede estar entre los 8 y los 10 kilos), vas a hacer mucho menos esfuerzo para mover la misma potencia y además vas a ir mucho más rápido, con lo que en el mismo tiempo irás más lejos.

Otros aspectos a tener en cuenta es que si vienes de la carretera, si que notarás que las gravel son más confortables, debido el ancho de los neumáticos y porque los cuadros de carbono se fabrican para otorgar un plus de comodidad en terrenos abruptos, pero si vienes del mountain bike, comprobarás que no son tan cómodas al no tener ni tanto neumático, ni horquilla de suspensión. De alguna manera es como volver a los inicios del mountain bike cuanto no había ningún elemento de suspensión en la bici y era nuestro cuerpo el que se encargaba de absorber los impactos de las irregularidades del terreno. Eso si, las gravel de ahora están a años luz de las mountain bikes de los inicios de los 90…

Si crees que eres de gravel y no lo sabías, lo mejor que puedes hacer es probar una de ellas en los mismos circuitos por los que sales habitualmente con tu bici de carretera o con tu mountain bike y en pocos días podrás saber si has encontrado un aliciente extra a tus días sobre la bici. Os aseguramos que el gravel no es una moda; es un estilo de vida sobre la bici.

¿Te gustaría conocer más sobre el Grupo ROTOR 1x13?