¿Es importante la longitud de las bielas?

autorRotor Bike Components
fecha16 mayo 2022

Una de las mayores mejoras de rendimiento que un atleta puede hacer en su bicicleta es un ajuste adecuado de la bicicleta. La bicicleta y sus puntos de contacto deben seleccionarse y colocarse de manera que promuevan la comodidad, la potencia y la aerodinámica.

Velocidad = comodidad + potencia + aerodinámica

La comodidad se define como la capacidad de mantener su posición durante la duración de la ruta. La potencia es la capacidad de aplicar fuerza a los pedales sin restricciones dentro de un rango de normas biomecánicas aceptadas. La aerodinámica se logra optimizando el área de la superficie frontal y la forma para minimizar la resistencia al aire.

Lo más probable es que la importancia de la longitud de la biela se haya ignorado durante años y, con el tiempo, se hayan aceptado los estándares actuales, aunque no existe una base real para sustentar esos estándares que se usan hoy en día.

Se han realizado muchas investigaciones en ROTOR sobre el tema de la longitud de las bielas. Durante el estudio inicial, cuando observamos la potencia máxima, no hubo diferencia entre las bielas de 145 mm a 195 mm, pero hubo una absorción significativamente menor de oxígeno (O2) con las bielas más cortas.

Una forma fácil de pensar en esto sería si tomaras dos ciclistas y los colocaras en la pista. Uno en el carril interior (podemos llamarlo la biela de 145 mm) y otro en el carril exterior (la biela de 195 mm) y ambos ciclistas tuvieran que dar una vuelta en 1 minuto y 30 segundos. El ciclista en el carril exterior tiene que cubrir una mayor distancia y tendría que correr a un ritmo más rápido que el atleta en el carril interior para completar una vuelta de pista. Esto sería lo mismo que un ciclista pedaleando una biela de 145 mm y 195 mm a 90 rpm. Con la biela de 195 mm de longitud, la velocidad del pie es mayor para cubrir la revolución a 90 rpm en comparación con la biela de 145 mm.

La mayoría de los informes concluyen que cuando los ciclistas cambian a unas bielas más cortas, su cadencia aumenta. Eso significa que cuando se cambia a una biela más corta no se debe tratar de compensar la falta de palanca, sino a replicar la frecuencia/velocidad a la que está acostumbrado un ciclista en una biela más larga y usar el extra disponible de O2, que es mínimo.

¿Cómo determinar qué longitud es mejor?

Debido a la tradición y la disponibilidad general en el mercado, no se suelen aceptar longitudes de biela menores de 150 mm como opción, aunque la ciencia respaldaría que no afectaría su potencia o eficiencia. Lo que sí es cierto es que las bielas más cortas pueden hacer que los ciclistas sean más rápidos. La longitud de la biela se puede utilizar, además, como una herramienta para mejorar los problemas relacionados con el ajuste que afectan la comodidad, la potencia y la aerodinámica.

El uso de bielas más cortas puede mejorar:

  • Comodidad: una biela más corta reduce el rango de movimiento de la rodilla (extensión y flexión), las caderas y la parte baja de la espalda.
  • Potencia: una biela más corta por sí sola no aumentará la potencia de salida, pero se puede usar para reducir la restricción en la parte superior del pedaleo al abrir el ángulo de cadera afectado y/o reducir la flexión de la rodilla. Volviendo a nuestra definición, si reducimos la restricción, la potencia de salida puede aumentar.
  • Aerodinámica: pasar a una biela más corta te permitirá pedalear en un ángulo trasero más bajo, lo que minimiza el área de la superficie frontal y mejora la aerodinámica.