Mantenimiento de la Bicicleta: Qué No Debes Tocar Si No Eres Un Mecánico Profesional

autorRotor Bike Components
fecha22 diciembre 2017

Montas. Rompes algo. Lo reparas. Y repetimos. La mayoría de los ciclistas ávidos están familiarizados con este ciclo. Si montas lo suficiente, tu bici se irá desgastando, así como también comenzarán a aparecer los problemas mecánicos y serán necesarias las labores de mantenimiento. 

Puedes realizar el mantenimiento de la bicicleta con un mínimo de herramientas: lubricante de cadena, bomba, reparador de pinchazos y limpieza de la bicicleta son algunos ejemplos. Sin embargo, algunos trabajos es mejor dejarlos para mecánicos profesionales porque requieren de herramientas y habilidades especiales. A menos que tengas la herramienta correcta, es posible que necesites contactar con profesionales para el mantenimiento de las siguientes partes.

Frenos

Es importante que los frenos funciones bien en cada salida, pero el rendimiento de los frenos inevitablemente se va degradando con el tiempo y requiere mantenimiento. Hay diferentes tipos de frenos, tales como los frenos en V, de zapatas y de disco. Algunos son mecánicos y otros hidráulicos.

Las pastillas de freno, se desgastan con el uso y deben cambiarse cuando veas que no funcionan adecuadamente. Los frenos hidráulicos requieren ocasionalmente un sangrado e incluso el reemplazo.

Pedalieres

Gracias a los contantes cambios y evoluciones, hay más tipos de pedalieres de los que podemos presentar en este artículo. Si además le sumas los diferentes tipos de bielas necesitarías una caja de herramientas llena de herramientas especiales para extraer los tipos de bielas e instalar y quitar todos los tipos de pedalieres.

Afortunadamente, no requieren mantenimiento frecuente, por lo que puedes ahorrarte la inversión en herramientas especiales y llevar tu bici al taller para que repare el pedalier cuando veas que te causa problemas. Manténte atento y ante cualquier signo extraño llévalo al taller para su mantenimiento.

Ruedas

Poner las ruedas a punto es tanto un arte como una ciencia. Necesitarás la llave de radios adecuada y mucha paciencia. Un tensor de radios es también una buena idea para garantizar una tensión correcta e incluso radial en los lados de las ruedas motrices.

Además, dependiendo del tipo de rueda, sustituir un radio requiere de la extracción de la cámara y la cinta adhesiva, lo que puede resultar especialmente complicado si utilizas neumáticos tubeless.

Revisa rutinariamente sus ruedas para ver si necesitan mantenimiento. Gira la rueda y observa si necesita un ajuste de radios.  Inspecciona visualmente los radios y puntea cada radio con las manos para evaluar si los radios están tensos. Un radio destensado podrá provocarte problemas.

Bujes

Los pedalieres y los bujes son como primos. También hay diferentes diseños de bujes. Algunos tienen rodamientos reemplazables; algunos vienen por separado y otros no. En general, los diferentes bujes requieren una variedad de herramientas para extraerlos del casete. Con muchas diferentes piezas, el limpiarlos y volver a montarlos no es una tarea fácil.

Con nuestros nuevos bujes ROTOR RVOLVER® no tendrás que hacer gran mantenimiento. Los bujes RVOLVER® incorporan la tecnología “Intelligent Flange Design”, un exclusivo diseño en las alas de los bujes para reducir al máximo el peso y asegurar el montaje más sencillo de las ruedas. Pero si luego necesitas servicios extra deberás llevarlos a un profesional con experiencia para que se ocupe de ello de manera rápida y efectiva. Realiza un mantenimiento de tus bujes una vez por temporada –  o más a menudo si montas frecuentemente en condiciones meteorológicas con humedad. Algunos de los signos donde puedes ver que tu buje necesita mantenimiento son: 1) aspereza en los rodamientos cuando gira la rueda, 2) juego de los rodamientos de lado a lado cuando se monta la rueda en el cuadro/horquilla.

Suspensión

Las suspensiones varían dependiendo del fabricante y el modelo, y cada horquilla o amortiguador incluirán diferentes indicaciones para su mantenimiento y reparación. Algunas horquillas y amortiguadores son mas sencillas que otros; algunos incluso requieren ser enviados al distribuidor para que lo revisen en un taller especial. Por lo tanto, sugerimos que un profesional realice el mantenimiento requerido y que te ayude a solucionar los problemas de rendimiento específicos.

Consulta las indicaciones del fabricante para conocer las recomendaciones de mantenimiento; por lo general, especifican que tipo de servicio de mantenimiento necesitan después de un número de horas específico montando.