La revolución 1x ha sido una de las más notables en ciclismo de montaña en los últimos años. No encontrarás una transmisión MTB que no sea compatible con un plato delantero. En carretera, está empezando a obtener seguidores, y en ciclocross se considera ya presente y futuro en el mundo de los desarrollos. ¿Y qué mejor futuro que una transmisión 1×13? ROTOR lo ha hecho posible. A continuación te explicamos por qué la transmisión ROTOR 1×13 es perfecta para Gravel.

Si eres un fanático del Gravel, te habrás dado cuenta de que muchas marcas están equipando sus modelos con el desarrollo 1x. Montar en gravel se ha posicionado como una opción viable para las personas a quienes le gusta un poco de todo. Caminos, senderos, montaña y todo lo que surja. Y para esto, en ROTOR creemos que la configuración de un solo plato es la mejor solución para un sistema simple y fácil de usar y para evitar posibles fallos mecánicos. El hecho de que las relaciones de transmisión 1×13 sean casi idénticas a una configuración 2×11 significa que las ventajas son innegables. Con todo esto, monta en tu bici el Grupo 1×13 y podrás olvidarte del mantenimiento y los ajustes incluso en las duras condiciones del Gravel.

Ventajas del grupo ROTOR 1X13

Una de las principales ventajas de la transmisión hidráulica de ROTOR, es casi la total ausencia de mantenimiento. Una vez que se encaja y ajusta, solo tendrás que preocuparte por mantenerlo limpio y engrasar la cadena de vez en cuando. Nada más. Al igual que los grupos electrónicos, el Grupo ROTOR 1×13 tiene esta gran ventaja, y es algo que los grupos de cables convencionales no pueden igualar. Es sencillo y super efectivo.

Otra ventaja es el ahorro de peso. En primer lugar, debes tener en cuenta el ahorro de peso de tener un solo plato, sin desviador delantero, cambios o cable. Además, los casetes ROTOR de 13 velocidades comienzan con 236 gramos en la combinación 10-36.

La simplicidad de uso que tiene el Grupo ROTOR 1×13 es otro punto clave y su excelente adaptación a los modelos de Gravel. Cuando tienes un monoplato, solo tienes que preocuparte por usar el cambio para cambiar entre las 13 velocidades disponibles. Tan sencillo como eso. Sin ruidos, sin saltos de cadena, sin problemas técnicos. El monoplato, junto con un casete con rangos de hasta 10-52, te permitirá afrontar cualquier tipo de dificultad, sin importar lo complicada que sea.

La perfecta combinación para Gravel

Un plato y 13 piñones. Tan sencillo como eso. La nueva transmisión ROTOR 1×13 le ofrece una amplia gama de posibilidades. Aquí hay un ejemplo. El uso de una combinación tradicional de doble plato 2×11 con un casete 11×36 (rango 491%) es equivalente a una combinación de ROTOR con un plato de 42 dientes y un casete de 10-46 y 13 velocidades (rango 460%). 13 velocidades en comparación con las 14 ratios utilizables que se dan con un sistema de doble plato y 11 desarrollos, pero con la simplicidad de no tener un desviador delantero o dos platos. Esta combinación te permitirá pedalear más rápido, escalar grandes pendientes con una secuencia más progresiva y mantener la cadena estable en terrenos difíciles. No olvides que de las 22 velocidades teóricas que se dan con un sistema de doble plato y 11 velocidades, solo 14 de ellas se pueden usar correctamente.

Y esta es una de las muchas opciones. Uno de los puntos fuertes de las transmisiones ROTOR 1×13 es que puede combinar tamaños de platos y diferentes casetes a tu gusto. De hecho, los casetes de 13 velocidades están disponibles en 4 combinaciones; 10-36, 10-39, 10-46 y 10-52. Mientras que para Gravel recomendamos 10-46 en combinación con un plato de 42 dientes, siempre puede usar otro casete o plato dependiendo de las condiciones y el terreno en el que se monta normalmente. Con nuestros platos de DM que se pueden intercambiar en cuestión de minutos. Así puedes tener el desarrollo perfecto para cada tipo de ruta si lo necesitas.

Otro punto clave para utilizar las transmisiones 1×13 en los modelos de Gravel, es que el desviador trasero ROTOR a través de su sistema de ‘embrague’ elimina los duros latigazos del desviador con un sistema de alta retención que mantiene la cadena estable incluso en las condiciones más extremas. Es común en las bicis de Gravel pedalear en todo tipo de superficies. Este sistema ayuda a que la cadena se mantenga siempre en su lugar y no oscile con rocas, baches o raíces que pueda encontrar en su camino.

Olvídate de los problemas

La combinación de un solo plato en los modelos de Gravel proporciona muchos de los beneficios de esta combinación en bicicletas de montaña. Desde la simplicidad de uso, combinamos fiabilidad, mantenimiento reducido y mayor precisión en los cambios en áreas más técnicas y abruptas. Al no tener el desviador delantero, no importa lo técnico que sea el terreno, solo tenemos que centrarnos en el uso del desviador trasero. Además, la cadena siempre se mantiene en el plato, independientemente del terreno. Y el desviador trasero no se ve afectado por el barro o el agua. 

Por último, no olvides que, al limpiar la transmisión, tener un solo plato permite acceder a todos los puntos de limpieza necesarios sin problemas y sin la necesidad de desmontar ninguna pieza. De esta manera, limpiar la cadena y el plato después de una salida en condiciones de humedad o barro es rápido y muy fácil.