Cuando llega el momento de comprarte un nuevo juego de ruedas de carretera, verás que encontraras gran variedad de opciones. La pregunta es, ¿Cómo sabes cual es la idónea? En este artículo hablaremos de los puntos clave a tener en cuenta a la hora de comprarte tu próximo juego de ruedas.

Dimensiones de la Rueda y del Aro:

Estas dos dimensiones son importantes. Primero, ¿Qué diámetro tiene tu rueda? 700c (622mm) es la dimensión estándar, pero algunas bicis, en especial las de talla más pequeña, llevan ruedas de 650c (571mm). En segundo lugar, ¿qué ancho de ruedas quieres llevar? No deberás montar unas ruedas anchas en un aro fino o unas ruedas realmente gordas en un aro fino.

Llevar un ancho de aro correcto asegurará un mejor rendimiento de tu rueda.

Asegúrate de comprobar las especificaciones del fabricante para cada juego de ruedas y qué ancho de neumático recomienda para cada tipo de aro. Los anchos de rueda de 21,23 y 25mm son comunes en las ruedas de carretera, pero cada vez se utilizan más las ruedas con más tamaño, especialmente las que se usan para caminos. Algunas bicicletas de carretera pueden llevar neumáticos de hasta 40mm.

Tipos y tamaños de eje

Las ruedas se pueden unir a las bicicletas de manera más tradicional con cierres rápidos o más modernos con cierres de eje pasante. Los diseños del cuadro y horquilla de la bici determinarán el tipo de eje que necesita tu rueda delantera y trasera.

Para cualquier tipo de eje, el tamaño importa: tanto la longitud del eje como el diámetro son importantes. Los cierres rápidos de la bicicleta de carretera tienen un diámetro de 9mm y una longitud de 100mm y 130mm respectivamente para la rueda delantera y trasera, pero los cierres de eje pasante son mucho más variables según los tamaños.

Tubeless, Tubular o Cámara

Hay 3 tipos de cubiertas de carretera: las de cámara, las tubeless y las tubulares. Los corredores tradicionalmente entrenan con cubiertas con cámara y compiten con tubulares,  sin embargo los recientes avances tecnológicos en tubeless lo convierten en una buena opción para la carretera.

El Material

Aros de fibra de carbono y de aluminio son los más comunes. Los aros de carbono vienen en diferentes formas y son más ligeros, más fuertes y más aerodinámicos, pero normalmente son más caros. Para aquellos que llevan freno de llanta, los aros de metal son la mejor elección para las diferentes condiciones meteorológicas, incluyendo una humedad extrema o un tiempo muy caluroso.

El diseño

El diseño de las ruedas está influenciado por varios factores tales como la forma de la llanta aerodinámica frente a la convencional y el número y forma de los radios. Las diferentes formas de las llantas se manejarán mejor o peor en función de las condiciones del viento y las ruedas en función del ciclista. Si no llevan radios suficientes pueden ser más frágiles y los radios pueden romperse. Además, algunos radios son más aerodinámicos que otros. Será más fácil cambiar los radios rotos de tamaño estándar que los de diseño exclusivo.

Tipos de frenos

Tanto si tu bici tiene o no frenos de llanta o disco afectará al tipo de ruedas que escojas. Si sigues utilizando frenos de llanta, necesitarás asegurarte que las ruedas sean compatibles con frenos de  llanta, ya que, la superficie de la parte lateral del aro es plana. Del mismo modo, si tienes frenos de disco, las ruedas tendrán que llevar bujes que puedan ajustarse al tipo de disco que lleves, tal como el tipo de 6 tornillos o Centerlock. 

Bujes

Los bujes deben estar bien sellados, ser fáciles de reparar con piezas reemplazables y tener un enganche rápido para transferir la energía de una manera más eficiente desde los pedales a las ruedas.

El peso

Las mejores ruedas son normalmente más ligeras, las cuales transmiten un mejor rendimiento mientras aceleras o haces subidas.

El coste

Todos los factores arriba desarrollados influyen en el coste. Por ejemplo, las ruedas de carbono son normalmente mas caras que las de aluminio; las ruedas ligeras son más caras que las más pesadas; las ruedas Aero son normalmente más caras que las convencionales porque llevan un diseño más complicado y un volúmen de producción más bajo. Cuando vayas a comprar unas ruedas, tendrás que hacer balance entre el coste y todos los factores para encontrar lo mejor para tus necesidades y presupuesto.