Correr en competiciones de Cross Country (XC) y Maratones (XCM) puede parecer algo similar al principio, pero al observar de cerca ambas disciplinas se ven diferencias clave en el tipo de entrenamiento y equipamiento. 

Cross country o Maratón

Vamos a comenzar explicando lo que es cross country y el maratón. Una carrera típica de cross country implica varias vueltas alrededor de un recorrido fijo, en su mayoría o totalmente por montaña y con una cantidad significativa de senderos. Las vueltas a Copa del Mundo son entre 4 y 6 Km, aunque pueden ser más largas en las competiciones amateur. La mayoría de los eventos de cross country duran entre 1,5 y 1,75 horas.

Los Maratones de montaña, por otro lado, tienden a tener un recorrido largo, empezando y terminando en el mismo lugar o atravesando una ruta punto a punto. Las distancias de maratón pueden variar ampliamente de entre 60 y 160 km, y no es raro que las etapas duren entre 2,5 y 6 horas, dependiendo de la categoría y el terreno.

Suspensión

Los Maratones probablemente sean para competir con bicis de doble suspensión. Debido a que los corredores de maratón hacen mayores distancias, los ciclistas deben enfrentarse con condiciones más variadas y que requieren más esfuerzo físico. Por lo tanto la comodidad es un factor importante para la configuración de la bicicleta. Tener una buena suspensión Km tras Km (tanto trasera como delantera) puede disminuír significativamente la fatiga.

Las carreras de cross country son sólo de una o dos horas, por lo que es más fácil priorizar y mejorar el rendimiento en tramos duros de corta duración. Además, los tramos duros son de media los más ligeros para las bicicletas de doble suspensión. Por lo tanto, ir por tramos duros y empinados con una bici superligera es más ventajoso que ir con una más pesada. Y esta ventaja en las subidas a menudo se mantiene incluso teniendo en cuenta las limitaciones de suspensión en las bajadas y tramos más técnicos.

Dicho esto, dependiendo del terreno, los corredores de cross country aún pueden optar por una doble suspensión para una mayor comodidad. Puede ser la mejor opción para terrenos más técnicos en los que el peso no es un factor importante, ya que los corredores pueden ir un poco más rápido sobre las raíces, rocas y bajadas. Un corredor típico de cros country llevará una suspensión de 100 a120mm de recorrido delantero y trasero, mientras que un corredor de maratón llevará un recorrido de 120mm.

Selección de grupo

Cuando hablamos de grupos, los corredores de cross country pueden llevar platos más grandes. En parte esto se debe a que las carreras de cross country son más cortas, por lo que los corredores pueden pasar por zonas difíciles a más velocidad y no tener que preocuparse  por el cansancio que tendrán más tarde. En las carreras de cross country también se consigue una velocidad media mayor, por lo que se necesitan cambios más altos.

En maratones, que normalmente tienen subidas y bajadas más largas, se necesita un grupo más amplio para mantener una buena velocidad a lo largo del recorrido. Los maratones tienden a ser en terrenos montañosos, lo que significa, subidas y bajadas más largas y empinadas. 

Transmisiones

Afortunadamente, los ciclistas que utilizan platos Q rings de ROTOR tienen mayor ventaja independientemente de la disciplina. Los Q rings ayudan en carreras de maratón y cross country optimizando la pedalada en el momento de aplicar la potencia de tus piernas en las bielas y en la transmisión. Si tienes una o dos bicicletas para competir en maratón o cross country, no dudes en usar Q rings, además su diseño te permite poner el tamaño que más se adapte a ti, independientemente del tipo de carrera que vayas a correr.

Pin It on Pinterest